España

España
La infanta Cristina consolida su presencia en actos familiares de la casa real

Con la misa por la infanta Alicia de Borbón-Parma, la hermana del rey ya ha asistido a varios funerales junto a Felipe VI

La absolución en el juicio del ‘caso Nóos’ por la Audiencia de Palma de Mallorca no ha supuesto la vuelta de la infanta Cristina a la agenda oficial de la Casa del Rey, de la que fue apartada junto a su marido por el “comportamiento no ejemplar” de Iñaki Urdangarin. Pero no por ello la hermana de Felipe VI deja de acudir a algunos actos de carácter familiar.

Los reyes Felipe y Letizia, y de fondo las infantas Elena y Cristina.
Los reyes Felipe y Letizia, y de fondo las infantas Elena y Cristina.

El pasado 17 de febrero la Audiencia de Palma hizo pública la sentencia sobre la trama de corrupción urdida en torno al Instituto Nóos: quedó absuelta la infanta Cristina de los delitos fiscales por los que estaba imputada, si bien tuvo que pagar como responsable a título lucrativo por el dinero desviado por Iñaki Urdangarin.

Tres meses después, este jueves 11 de mayo se volvió a ver en público a Cristina de Borbón y Grecia con los reyes Felipe y Letizia, que llevan años manteniendo un claro alejamiento respecto a la infanta y a Urdangarin.

Fue en la misa funeral por la infanta Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, tía de Juan Carlos I y abuela del actual duque de Calabria, Pedro de Borbón-Dos Sicilias.

Por decisión del rey, el funeral se celebró en la capilla del Palacio Real, un espacio en el que sólo se celebran contadas ceremonias, como fueron el funeral del conde de Barcelona don Juan de Borbón y algunos aniversarios relacionados con el propio don Juan.

La familia real se volcó en este funeral por la infanta Alicia: asistieron los reyes Felipe y Letizia, los eméritos Juan Carlos y Sofía, la infanta Elena y también la infanta Pilar, hermana de don Juan Carlos. Y la sorpresa vino con la presencia de la infanta Cristina.

Los reyes no la saludaron, los eméritos sí

Esta reaparición de la hermana del rey permitió visualizar la diferencia de trato a la infanta Cristina por parte de Felipe VI y doña Letizia, por un lado, y Juan Carlos I y doña Sofía, por otro.

El jefe del Estado y su esposa entraron los últimos a la capilla del Palacio Real, ambos vestidos de negro y con semblante serio. Como el resto de asistentes, se vio a la infanta Cristina seguirlos con la mirada en su camino hasta los asientos reservados a los reyes, ante un gran tapiz con el escudo de armas del rey.

Sin embargo, al menos en los momentos abiertos a los medios, ni don Felipe ni doña Letizia se acercaron a saludar a la infanta Cristina, que acudió sin Iñaki Urdangarin. Sí lo hicieron sin embargo sus padres: don Juan Carlos y doña Sofía pasaron a saludar a la infanta Elena, a Cristina y a la infanta Pilar, que estaban sentadas por ese orden en la primera fila junto al pasillo central.

La infanta Cristina agradeció el saludo de sus padres; por ejemplo, a don Juan Carlos le hizo un gesto cariñoso con la mano en el hombro mientras se daban dos besos.

Después se retiraron los medios de comunicación, que tampoco pudieron entrar al cóctel que se sirvió a los invitados al funeral en el Palacio Real.

Otros funerales y una comunión

La infanta Cristina acudió al funeral también para arropar a la familia Borbón-Dos Sicilias, a la que está muy ligada. La pasada Semana Santa estuvo con Iñaki Urdangarin en la finca de esta familia en Ciudad Real, y la hermana del rey tiene una estrecha relación de amistad con Cristina de Borbón-Dos Sicilias, una de las hermanas del duque de Calabria.

Lo que parece ya consolidarse es el hecho de que, aunque está apartada de la actividad oficial de la Casa del Rey, Cristina de Borbón y Grecia no renuncia a acudir a eventos de carácter familiar especialmente señalado. En los últimos años, estos han sido sobre todo funerales de familiares y personas muy cercanas a la familia de Juan Carlos I.

Por ejemplo, en noviembre de 2015 la infanta viajó de Ginebra a España para dar el pésame también a los Borbón-Dos Sicilias por la muerte del duque de Calabria, el infante don Carlos, primero del rey Juan Carlos. Estuvo en las exequias en el Monasterio de El Escorial, en la misa in corpore insepulto con honores reales, si bien no asistió ya al funeral días después.

Meses antes, la hermana de Felipe VI también había coincidido con los reyes en el funeral por Kardam de Bulgaria, hijo del rey Simeón II, muy amigo de Felipe, Cristina y Elena desde la infancia.

En todos estos casos, la infanta Cristina no ha renunciado a asistir a estos eventos familiares, si bien lo ha hecho sola, sin la compañía de Iñaki Urdangarin. La próxima fecha señalada será en unas semanas, este mismo mes de mayo, cuando la infanta Sofía tome la Primera Comunión. Cuando lo hizo la princesa Leonor, Cristina no estuvo en la ceremonia pero sí en la celebración privada en Zarzuela, donde llevó a sus cuatro hijos para que compartieran ese día con sus primos.

Etiquetas: ,,,,,,,,,,,

Comentarios